Constituye una iniciativa de nosotros como organización en conjunto con la Fundación Venezuela Nueva y con el aval de la universidad José Antonio Páez.

Esta, al ser una diplomatura en “educación inclusiva”, porque precisamente de esto se trata la inclusión en la educación, no se halla su enfoque enmarcado en las necesidades educativas especiales de las personas que tienen alguna condición diagnosticada, sino que se dirige a TODOS los estudiantes quienes representan la DIVERSIDAD. En tal sentido, se propone trabajar en la transformación de la cultura del centro educativo que, decíamos en publicaciones anteriores, de esta surgen las acciones que se encaminan hacia que, ABSOLUTAMENTE TODOS los aprendices, alcancen su potencial como persona, gracias a la eliminación de las barreras existentes tanto frente al aprendizaje como a  la participación y que se encuentran, en gran medida, en el medio físico, en las actitudes, las formas de comunicación, el currículo, la socialización y la enseñanza. Por otra parte, los planteamientos teórico-prácticos a transmitir y sobre los que se sustenta la formación de la diplomatura son desde el diseño universal para el aprendizaje a fin de buscar dar respuesta a las necesidades de todos los estudiantes, partiendo del reconocimiento de las diferencias como un valor que forja el aprender a ser y a convivir de cada miembro. Finalmente, el diplomado aborda la tríada inexorable planteada por el INDEX para la inclusión, elementos sin los cuales no se puede hablar de inclusión y que implican crear culturas inclusivas, generar políticas inclusivas y desarrollar prácticas inclusivas.